SUSPENDEN AMPLIACIÓN DE HEATHROW POR INCUMPLIMIENTO

Actualizado: 12 ene 2021

Londres. A mitad del 2018, la Cámara británica de los Comunes había aprobado una iniciativa de ampliación para el Aeropuerto de Heathrow, en Londres.


Se estimó la construcción de una tercera pista que lo convertiría a dicha estación aeroportuaria en el mayor proyecto de infraestructuras que se desarrollara en Europa al menos en los próximos 10 años. Con este desarrollo, Heathrow se reforzaría como uno de los principales hubs del mundo.

Sin embargo, durante las jornadas de la última semana de febrero, y pasado más de un año de aquella sentencia, un tribunal de apelaciones británico ha decidido poner un freno, y posiblemente una marcha atrás, en la intención de ampliar el aeropuerto.


Esta medida ha sido tomada sosteniendo que tanto la ampliación del aeropuerto como la construcción de una tercera pista de aterrizaje supondrían una violación a los compromisos medio ambientales que el gobierno británico ha asumido ante el Acuerdo de París.


Cabe recordar que este acuerdo consta de una alianza dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la cual establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a través de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a efectos del Calentamiento Global.


El tribunal ha fallado a favor del pedido y reclamo de los activistas y organizaciones opuestos a los mencionados planes de ampliación del aeródromo, considerando que estas obras no tuvieron en cuenta lo establecido en el Acuerdo de París.


El gobierno británico ha decidido por el momento no recurrir el fallo judicial, aunque se reserva el derecho de volver a presentar un nuevo plan para la construcción de la pista que estimaban estaría prevista en el 2028 y con un presupuesto de 17.000 millones de euros.


Cabe destacar que, según los análisis del aeropuerto de Heathrow, de haberse continuado el diseño y ejecución de la tercera pista, esta habría permitido el tráfico diario de más de 700 aviones en un aeropuerto que recibe todos los años a 80 millones de pasajeros y que figura entre los más congestionados del mundo.


“El fallo es una buena noticia para todos, incluidos los inversores y las compañías, porque ellos también dependen de que seamos capaces de mantener las condiciones de un planeta habitable “, manifestó Tim Crosland, de la organización Plan B quién trabajó en conjunto con Greenpeace y Amigos de la Tierra.

26 visualizaciones0 comentarios