SECUESTRANDO A MEXICANA

Actualizado: 12 ene 2021

La mañana del 8 de noviembre del año 1972, en el Aeropuerto Internacional de Monterrey despegaba a las 9:22 am, un avión Boeing 727 con 110 pasajeros a bordo, todo parecía como cualquier vuelo hasta que momentos después se había notificado que el avión había sido secuestrado.


Minutos después del despegue, el capitán Abel Quintana quien estaba a cargo de la aeronave, reportó que el vuelo número 705 de Mexicana de Aviación, había sido secuestrado por 4 sujetos que portaban armas. Los agresores eran Germán Segovia, Armando González, José L. Martínez y Alberto Sánchez; todos pertenecientes al movimiento que llevaba por nombre “Liga de Comunistas Armados”.


Al tomar el control total, el grupo comunista declaró lo siguiente: “! ¡Somos los integrantes de la Liga de comunistas armados! ¡Y buscamos derrocar este Gobierno para establecer uno de carácter socialista que acabe con la burguesía! ¡Nadie se mueva, manos a la nuca y todos tranquilos!”


Debido a lo anterior, el gobierno se vio con poco margen de operación, trasladando a los

insurgentes detenidos al avión al mediodía. Una vez cumplidas las condiciones, los agresores liberaron a mujeres y niños, para luego dirigirse al aeropuerto José Martí en La Habana, Cuba.


Al momento del intercambio de rehenes, los secuestradores obligaron a las fuerzas armadas a operar en ropa interior. Además, pidieron que se les enviaran fusiles de asalto, municiones y la cuantiosa cantidad de 4 millones de pesos, todo esto les fue entregado durante la estancia del avión en el aeropuerto.


Después de aterrizar, el comando liberó al resto de los pasajeros, mismos que regresaron a México al siguiente día. En cuanto a los secuestradores, recibieron asilo político por parte del Gobierno de Fidel Castro, quién se negó a extraditarlos. No obstante, cómo meses después el Gobierno mexicano recibió las armas y el dinero entregado durante el secuestro.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo